En el corazón de La Mancha

Siguiendo la ruta del vino de La-Mancha, por la carretera N 301, dirección Albacete, se encuentra la heredad de BODEGAS LA MUELA, un gran paisaje de viñedos en constante evolución siguiendo las líneas que marca la naturaleza en cada estación del año.

Los vinos de BODEGAS LA MUELA se producen en Corral de Almaguer que está situada a orillas del río Riansares (afluyente del Guadiana), en una zona donde confluyen varias vegas fluviales. Esto hace que las tierras tengan una humedad idónea para los viñedos en la provincia de Toledo, un paraje insólito a orillas del río Riansares y en pleno corazón de La Mancha Toledana, donde se unen las provincias de Cuenca, Toledo, Ciudad Real y Albacete, con unas condiciones climatológicas y de altitud excepcionales, que dotan a los caldos de un carácter especial. Siendo mas ácidos y con una graduación natural más baja, idónea para vino base espumoso y vinos tranquilos de bajo grado. 

 

 

 

El gran activo que posee BODEGAS LA MUELA, son sus 460 viticultores, que con una experiencia acumulada de tres generaciones y con un claro compromiso con el medio ambiente, han conseguido que se haga realidad uno de los proyectos más grandes y ambiciosos de Europa.

La extensión total de viñedo en Corral de Almaguer es de 14.200 hectáreas de viñedo sobre una extensión total de 32.000 hectáreas, que producen anualmente los vinos convencionales de BODEGAS LA MUELA. Elaborando vinos con diferentes variedades de uva, dando prioridad a las autóctonas como son la uva Airén en vinos blancos y la Tempranillo en vinos tintos. Poco a poco se han ido introduciendo nuevos varietales como Sauvignon blanc, Chardonnay, Verdejo, Macabeo para la elaboración de vinos blancos y Garnacha, Cabernet sauvignon, Merlot, Syrah y Petit Verdot para crear vinos tintos con cuerpo y muy expresivos. 

 

El enclave natural proporciona las condiciones idóneas para el cultivo de la uva. La influencia de un clima mediterráneo continental con veranos cálidos, inviernos fríos, precipitaciones adecuadas y suelos pedregosos pardo-cobrizos sobre caliza y una altitud óptima de nuestros viñedos, permiten crear vinos de calidad excepcional.

El compromiso con la calidad, la dedicación y la tradición son pilares básicos para la bodega. Estos atributos se transfieren a los vinos, dotándoles de carácter y convirtiéndolos en vinos sabrosos y sorprendentes. 

 

 

El proceso de elaboración

 Las líneas de producción de los vinos , desde la recogida de la uva, hasta el expedición pasando por todos los procesos de elaboración son garantizados por nuestros servicios técnicos de enología. De este modo se obtienen vinos elaborados en ambientes asépticos en los que se garantiza la calidad y la seguridad alimentaria

La bodega utiliza las últimas tecnologías en enología para elaborar las diferentes gamas de producto. Los procesos de fermentación se realizan en depósitos de acero inoxidable, a temperatura controlada. Una vez analizados, y tras las fases de filtración y estabilización, el vino se almacena a temperatura constante y controlada. Y las expediciones se realizan atendiendo a las peticiones de cada cliente. Al mantener el producto en depósitos de acero inoxidable y a temperatura controlada y almacenado durante largos periodos de tiempo, se conservan las características organolépticas durante todo el año.

Estos vinos son expedidos totalmente acondicionados en procesos de clarificación y filtración tangencial, siguiendo las normas más rigurosas de Calidad Alimentaria, como alérgenos y la mención de los sulfitos y dióxido de azufre según normativa anterior, marcada por el Reglamento (CE) 607/2009.

Los vinos y Mostos de BODEGAS LA MUELA, gracias a nuestra política de calidad, y basado en productos hechos a la carta para nuestros clientes, son demandados a nivel internacional, lo que nos hace superarnos día a día en la FILOSOFIA de empresa, LA MAXIMA CALIDAD AL PRECIO MAS COMPETITIVO.